Una de las frustraciones más frecuentes cuando se está planificando un viaje se encuentra cuando tienes puesto en el punto de mira un billete de avión, hace días o semanas que lo quieres comprar y de repente te suben el precio del mismo. Es entonces cuando nos lamentamos de no haber hecho en esos días la reserva, cuando el precio aún era bajo y era uno de los días que teníamos señalados para viajar.

La mentalidad de cualquier compañía aérea es que cuando un avión despega con asientos vacíos se trata de dinero perdido, ingresos que se han dejado por el camino. Es por ello que intentan vender todas las plazas por tal de cubrir, al menos, los costes mínimos aunque será bastante probable que cada pasajero haya pagado una cantidad diferente por el mismo billete. La estrategia que hace que los precios se fijen de una manera determinada se le conoce con el nombre de ‘revenue management‘ o ‘yield management’ que es el proceso mediante el cual se pretende poner a la venda el producto adecuado al cliente adecuado en un momento concreto y a un precio determinado. Poco podemos hacer para combatir a este sistema, aunque si seguimos las siguientes recomendaciones a la hora de comprar un billete de avión, seguro que podremos ahorrar un buen pellizco en el proceso final de compra.

1) Evita viajar en fechas señaladas

Esto resulta muy lógico aunque no está de más recordarlo. Si tienes cierta flexibilidad para emprender tu viaje a Inglaterra evita viajar en fechas señaladas. Si no la tienes tanto, prueba de mirar un par de días antes y después de la fecha seleccionada. Normalmente, los vuelos que parten los martes-miércoles-jueves suelen tener los asientos más baratos que el resto de días de la semana.

Por lo general evita volar en las vacaciones de Semana Santa, en Agosto, Navidades, en días festivos o en aquellas festividades que se celebren en tu Com. Autónoma puesto que los precios de los vuelos se incrementan de forma considerable, como sucede en mi tierra cuando se celebran les Falles.

2) «Que no te tomen el vuelo»

La mayor parte de las aerolínias y buscadores de vuelo incrementan el precio de los billetes al comprobar que desde en un mismo ordenador se ha accedido hacer la misma consulta una tercera o cuarta vez para viajar en un día determinado.

Las artimañas que usan para conocer esto residen gracias al rastro que dejamos con la política de «cookies» de navegación a Internet. Y no solo esto, sino que ya pueden guardarse incluso tu dirección IP desde el ordenador en el que accedas.

Si tu vuelo ha subido de un rato para otro de precio, recomendamos seguir las directrices que desde la siguiente Web te marcan http://quenotetomenelvuelo.es/ y verás como vuelven los precios a su situación anterior una vez realizada la misma búsqueda.

3) Donde encontrar vuelos baratos

Hoy en día operan multitud de compañías aéreas que vuelan regularmente a Inglaterra y algunas de ellas desconocidas para el público en general. Desde las más conocidas como Ryanair o EasyJet pasando por Vueling, Monarch, Norwegian, British Airways, Thomas Cook, etc.

Recomiendo realizar tus búsquedas de vuelo a través de páginas especializadas. Una vez sepas la fecha del vuelo y la compañía aérea que lo ofrece ir directamente a su página web y reservar el vuelo desde ahí. Pensad que estos buscadores cobran una comisión por reservar el vuelo desde su página y, por tanto, siempre saldrá más barato si evitáis intermediarios.

Skyscanner: El buscador por excelencia, muy recomendable y 100% de fiable. Te permite echar un vistazo rápido y general a los precios de todo el mes de destino.

Hopper: El usuario sólo debe seleccionar el destino al que quiere viajar y un simpático conejito rebuscará para indicar los días más baratos y, lo más importante, si tiene fechas concretas esta aplicación le indicará cuando es el mejor momento para comprar, si esperar un tiempo porque los precios van a bajar o bien comprar de inmediato porque la tendencia es que subirán. 

Skypicker: Esta aplicación encuentra vuelos de ida y vuelta por menos de 10 euros, siempre y cuando no se tengan problemas para volar en cualquier momento. En caso contrario, si el usuario establece parámetros concretos, la aplicación se encargará de localizar la opción más económica para el destino y las fechas seleccionadas con la posibilidad de acceder directamente a la plataforma de compra de la aerolínea.

Lastminute: Interesante visitar su página web si quieres realizar una escapada de última hora o te han dado unos días de vacaciones inesperados y no sabes como emplearlos.

Kayak:Con un solo clic, en la sección explore, indica el nombre del aeropuerto desde donde quieres volar y te dará los precios de todos y cada uno de los destinos de cualquier país del mundo

4) No limitarnos a vuelos directos de nuestro destino

Si vuestro objetivo es ahorrar un buen pellizco no seáis comodones y estudiar siempre todas las combinaciones posibles. Que no te importe si el aeropuerto de destino está a 100-200km de la ciudad donde vayas a vivir o visitar. En esta sección podrás encontrar alguna alternativa económica -tren o autobús- que te deje en un par de horas a tu destino.

Piensa que el día que volamos hacia cualquier destino se convierte en un día totalmente perdido. Así que ¿Por qué no emplear un par de horas más si con esto te puedes ahorrar un buen pellizco?

5) Si sales desde España, mirar siempre salidas desde Barcelona o Madrid.

Depende de la localidad donde vivas, los aeropuertos cercanos que puedas tener alrededor y de las combinaciones de transporte que haya para llegar en ellos, haz una comparativa siempre con los aeropuertos de las dos capitales más importantes de España.

Desde Barcelona y Madrid operan todas las compañías aéreas habidas y por haber y solo por esta razón ofrecen en un mismo día diferentes vuelos hacia un mismo destino con lo que tenemos una mejor capacidad de decisión en cuanto a horarios se refiere.

6) Afíliate a la compañía aérea que vueles regularmente

Por el motivo que fuere se puede dar el caso que vuelas regularmente con una misma compañía. Según la operadora que sea puede que tengan programas de fidelización de clientes con el que te dan puntos cada vez que utilices su compañía. Acumula unos cuantos y seguro que a medio plazo los podrás canjear por vuelos gratis.

Acepta sus condiciones y permite que te manden regularmente correos electrónicos. De esta manera, recibirás en tu e-mail un aviso cada vez que lancen ‘x’ asientos a ‘x’ euros y no llegarás cuando no quede nada que rascar.

7) Reserva con antelación y prueba horarios tempestuosos

Normalmente reservar con antelación permite ahorrarnos algunos euros, aunque cada vez está más difícil encontrar chollos como los de antes. Hay vuelos baratos que lo son porque salen súper temprano o llegas al destino casi de madrugada.

Para el primer caso, lo que puedes hacer es pasar la noche en el aeropuerto. Con un cojín, un antifaz y unos tapones para los oídos podrás incluso dar una buena cabezada. Llegar a un destino de madrugada es un tanto arriesgado si no ofrece ningún medio de transporte que te permita llegar a tu alojamiento. Si te puedes permitir pagar un taxi o tienes algún conocido o familiar con vehículo propio, ¿Por qué no probarlo?