Abandonar tú país para adentrarte en otro totalmente distinto en cuanto a cultura e idioma -sobretodo si nunca has vivido fuera de casa o te hayas marchado al extranjero por una larga temporada- es una decisión que ha de ser reflexionada contigo misma y acordada con tus más allegados.

Tal y como están las cosas hoy en día en Europa y, especialmente en el Estado Español, creo que una buena manera de comenzar una nueva etapa en un país como Inglaterra para aprender/perfeccionar un nuevo idioma es, sin lugar a dudas, siendo AU PAIR. Ser Au pair es una decisión personal que la tiene que tomar una misma y tener muy claro donde una se mete. Es muy distinto a irse uno de Erasmus. Entraña asumir responsabilidades ya que vas a estar “in charge” -al cuidado- de unos niños desconocidos, normalmente pequeños, que se están desarrollando tanto física como psicológicamente y tú vas a ser el espejo y modelo donde se miren y traten de imitar durante tu estancia.

Las típicas preguntas que algún familiar/amigo/conocido o aquellos que están buscando familia nos hacen, suelen ser siempre las mismas: ¿Cómo has llegado a ser au pair? ¿Has ido por medio de agencia? ¿Qué tal son las familias, te tratan bien? Para terminar con un “estoy nerviosa” o “tengo miedo” para aquellas que les queda pocos días para emprender el viaje.

Pues bien, ser aupair, según la conocida página www.aupair-world.net, en la cual yo mismo conseguí a mi familia es lo siguiente:

“Un au pair es una persona joven de entre 18 y 30 años, sin hijos, que no está casada y que decide pasar un tiempo en el extranjero para vivir con una familia de acogida. Durante la estancia, el au pair se convierte en un miembro más de la familia, a quien ayuda cuidando de los niños y realizando algunas tareas del hogar.

La noción de au pair proviene del francés y significa «a la par». Es decir, hay un intercambio mutuo en el que el au pair recibe una paga a cambio de su ayuda y a la vez vive como otro miembro más de la familia al compartir la vida diaria con todos. El au pair tiene derecho a recibir comida y alojamiento gratis. La cantidad de paga y el número de horas de trabajo se determina por la normativa del país de acogida correspondiente. El objetivo de la estancia au pair es el intercambio cultural mutuo en el marco de la familia. 

Como «hermano/a mayor», el au pair asume la responsabilidad de cuidar a los hijos de la familia durante un período de tiempo determinado. Además, con la familia mejora su conocimiento del idioma y asiste de forma regular a clases en una academia. En general, el au pair llega a hacerse una idea de la vida de la familia, la cultura y lengua auténticas del país, así como de la forma de vida. A medida que conoce la vida cotidiana de su nueva familia, aprende también los hábitos y costumbres. Poco a poco el au pair va ganando experiencia, nuevas impresiones y puntos de vista. Todos estos aspectos son ventajas de las que se beneficiará, incluso en su futuro profesional.”

Visita la web oficial de British Au Pair Industry (BAPAA) para conocer de primera mano el rol de au pair y las condiciones mínimas que toda familia debería seguir en cuanto a horas de trabajo, paga semanal, baby-sittings, tiempo libre, vacaciones… Entre muchas otras.

Diferentes opciones para encontrar a tu host-family

Lo más recomendable y fiable es ir a través de una agencia au pair que hará de intermediaria entre familia y au pairs por una cantidad de dinero determinada que suele rondar los 200 euros. Al momento de buscar una agencia de este tipo se recomienda verificar que esta pertenezca a la Internacional Au-Pair Association.

En el caso del Reino Unido, lo ideal es contactar con una agencia que esté dentro del directorio BAPAA (British Aupair Member Association). Estas agencias cumplen una serie de requisitos y estándares comunes en las cuáles están obligadas a ofrecer ayuda, consejo y guía durante toda la estancia de la au pair. Aquí tenéis un poco de info:

La segunda opción y la más económica es registrarte gratuitamente en algunas páginas webs específicas para familias y aupairs: Creas tu propio perfil y envías candidaturas a familias interesadas en encontrar una au pair. Estas páginas son en su mayoría gratuitas y con un poco de suerte (dependiendo de tu perfil, experiencia con niños y nivel de inglés) no requiere pagar nada.

Aunque si quieres tener más opciones de ser contactado por una familia, normalmente te sugieren que te inscribas como Premium Member. En este caso el coste ronda los 50 euros y te convierte como usuario Premium durante un tiempo limitado (1 o 2 meses). Existen una serie de ventajas que los no Premium no disponen, principalmente asegurarte que toda candidatura que envíes a cualquier familia sea recibida y, por lo tanto, leída y tenida en consideración.

Es una opción fiable y mucho más económica que la opción anterior, aunque ni siendo Premium Member te asegura que consigas una familia puesto que funciona como una especie de casting para ambas partes y la decisión final es tomada por la propia familia y tú misma, de mutuo acuerdo. Dependiendo del perfil de la familia (donde vive, tareas a hacer y horarios, paga semanal, niños a cargo…) suelen recibir decenas e, incluso, centenares de solicitudes las cuales irán rechazando o guardando dependiendo de sus gustos. Una vez tengan entre 3-5 candidaturas que les resultan interesantes suelen pedirte realizar una entrevista tanto por vía telefónica como por Skype… Y con un poco de suerte puedes ser la afortunada.

La tercera y última opción, personalmente la menos recomendable de todas, es conocer familias por medio de Facebook. Existen decenas de grupos como “au pair en Londres” y de similares características de otras muchas ciudades europeas. Ahí puedes encontrar familias que posteen buscando una au pair o, lo más fácil, otras au pairs que por un motivo u otro tienen o quieren poner punto y final a la estanciacon su host-family y es la familia que le pregunte a la aupair si puede hacer una selección de gente para conseguir un reemplazo.

Dos apuntes para esta opción:

Ten en cuenta que la mayor parte de las familias que buscan au pair por Facebook son “Scam”, es decir, un timo. Se aprecia muy fácilmente puesto que ofrecen un gran salario a la semana y porque solo quieren ser contactados por email por falta de tiempo. Tarde o temprano te pedirán que ingreses una cantidad de dinero en una cuenta bancaria para temas de VISA, abogados y  realización de contracto.

En el caso de las au pairs que ofrecen su familia pueden ser varias las razones:

Podría ser cierto que regresen a España por motivos laborales o familiares, hayan encontrado un trabajo acorde con lo estudiado en el Reino Unido o quizás hayan tenido la suerte de encontrar una nueva familia que les ofrece mejores ventajas o bien vivan en una ciudad que les motive más continuar desempeñando este trabajo.

Aunque el caso que más se da es el de aquellas au pairs que no están del todo a gusto en esa familia porque no la tratan del todo bien (ya sea por los propios padres o que los niños sean unos malcriados/consentidos) o simplemente porque no cumple con sus expectativas iniciales. Algunas veces la aupair por querer quitarse esa familia de encima, lo pinta todo muy bonito y perfecto… Y luego te comes tú el marrón. Así que mucho ojo y hablar largo y tendido acerca de todas las tareas y responsabilidades que tendrás que desarrollar en esa casa y siempre con los propios padres y no solo con la aupair.